• Eugenia Sestini

Teléfonos en A4

¿Podemos usar mensajes de texto para mejorar nuestras historias?


Cuando eran chicos, ¿tenían un teléfono de juguete? Mis hijos también, aunque el de ellos era bastante distinto del mío, sin cable enrulado ni disco de marcar.


El teléfono es parte importante de nuestro día, lo usamos para poner un despertador, ver la hora, escuchar música, buscar recetas, hacer planes con amigos, mirar videos.


A mis hijos les interesa cada vez más mi teléfono, les parece una cajita de sorpresas que guarda las respuestas a todas las preguntas que puedan tener. Cuando no pueden acordarse qué comieron al mediodía a veces me dicen “¡Preguntale a Google!”

El teléfono puede darnos algunas respuestas, no todas. Y a veces el teléfono puede convertirse en una distracción enorme, y si no lo controlamos, termina controlando nuestro día.


Entonces tal vez se pregunten porqué elegí este ejercicio. Porque espero que estos teléfonos de papel les den ganas de escribir a los chicos. Porque escribir mensajes de texto es una buena manera de practicar diálogos, los mensajes tienen que estar conectados, y de alguna manera estamos contando una historia, aunque no describamos en detalle el marco o los personajes.


Esta semana pueden bajar la ficha del celular acá. Este ejercicio es bastante flexible: los chicos lo pueden hacer solos, o pueden hacerlo con ustedes o con otro chico.


¡Si tienen muchas ideas, pueden seguir charlando hasta cansarse!



#LittleWriters365


Recent Posts

See All