• Eugenia Sestini

Sentimientos por escrito



Todos tenemos sentimientos.


Desde que nos levantamos, sentimos algo. Estamos contentos cuando suena el despertador porque nos vamos de vacaciones, después no encontramos los pasaportes y nos sentimos preocupados, los encontramos al fin y nos sentimos aliviados, no sabemos si desayunar o no, estamos indecisos. Todo esto puede suceder en diez minutos. Por último, llegamos al aeropuerto y nos sentimos relajados.


¿Cómo podemos convertir todo esto que llevamos dentro en una herramienta de escritura?


¿Cómo te sentís?

Para empezar, tenemos que identificar los sentimientos. A veces, los chicos no saben bien cómo se sienten, las emociones pueden crear confusión. Tal vez ellos dicen que están enojados pero en realidad se sienten preocupados, o tal vez dicen que tienen miedo cuando en realidad están demasiado emocionados por algo.

Entonces lo primero que hay que saber es: ¿Cómo se siente el personaje?


Los chicos pueden elegir escribir sobre sí mismos o sobre otra persona, pero en todo caso tienen que saber qué le pasa por dentro al personaje.


Para ayudar a los chicos a identificar con qué sentimientos quieren trabajar, pueden mostrarles dibujos de personas que sienten diferentes cosas. Pueden usar imágenes de Google o pueden dibujar caritas y preguntarles a los chicos qué emoción representa cada una, como cuando jugamos al Pictionary.

Una vez que tengan los sentimientos escritos debajo de cada cara, pueden buscar sinónimos, que van a depender de la edad de los chicos. Por ejemplo, una carita feliz puede también ser alguien que está contento, emocionado, entusiasmado, alegre, etc. Es una manera de aprender nuevo vocabulario.


No importa cuán eufórica o triste se siente el personaje, todos nos hemos sentido así alguna vez, todos podemos entender. En algún momento nos habremos sentido enojados, alegres, decepcionados o contentos.


Entonces, para este primer ejercicio, así lo hagan en primera persona o en tercera, pregúntenles a los chicos cómo se siente el personaje, para que escriban un texto corto donde veamos cómo esas emociones impactan en la historia. Al final de la historia, el personaje ¿cambió o no? ¿Por qué?


Pueden empezar con una oración así: “Mi hermana entró furiosa a la habitación” o “Papá se despertó sintiéndose optimista.” Cuando terminen de escribir, pueden quitar esa primera oración o el sentimiento que escribieron, para ver si los lectores pueden entender cómo se siente el personaje sin decirlo explícitamente, al leer lo que sucede en la historia y ver cómo se comporta el personaje.


Los que escribimos de grandes seguro escuchamos más de una vez que no hay contar, hay que mostrar. ¿Pudieron mostrar cómo se siente el personaje sin contarnos cómo está? ¡Buenísimo!


Si a los chicos les faltan ideas, los pueden ayudar a escribir una lista de cosas o situaciones que los hagan sentir de esa manera.


Diarios personales

Otro ejercicio para explorar diferentes emociones puede ser escribir un diario personal. Estos relatos de no ficción, donde los chicos nos cuentan sobre su día, sirven para mostrar cómo se sienten con respecto a las cosas que pasaron en ese día. Este formato les puede interesar a los chicos que prefieren pasar menos tiempo imaginando personajes de ficción, para centrarse en sus propias emociones.


Los chicos pueden escribir esto en su cuaderno de escritura si no quieren escribir en un diario personal regularmente.


Un personaje-sentimiento

Por último, podemos volver a la ficción e imaginar que el personaje principal de nuestra historia es una emoción. Tal vez sus hijos conozcan la colección de libros de Little Miss y Mr. Men (del escritor británico Roger Hargreaves). O la película de Pixar Inside Out (traducida como Intensa-Mente en Latinoamérica y Del Revés en España), sobre una chica que se muda de Minnesota a San Francisco con su familia y cuyos sentimientos son el centro de la historia.


Los chicos pueden escribir una historia desde el punto de vista de un personaje-sentimiento, por ejemplo, “Felicidad estaba muy alegre esta mañana…”

Pueden incorporar nuevo vocabulario (sinónimos) y escribir listas de situaciones que lleven a estos sentimientos.


¡Espero que puedan escribir esta semana!


#LittleWriters365

Recent Posts

See All